Deducciones fiscales por inversiones en movilidad eléctrica

Si estás pensando en invertir en movilidad eléctrica para uso particular (no hay una actividad económica vinculada), estás de suerte, vas a poder deducirte parte de la inversión en la autoliquidación de la renta.

(La fuente de esta información es el IDAE – Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía).

¿Qué inversiones dan derecho a la deducción?

Instalación punto de recarga para vehículo eléctrico

Los costes de instalación de la Infraestructura de Recarga para Vehículo Eléctrico (IRVE) son deducibles.

Adquisición vehículo eléctrico de las siguientes tipologías

Turismos M1, cuadriciclos ligeros L6e, cuadriciclos pesados L7e y/o motocicletas L3e, L4e y L5e (el vehículo debe constar dentro de la base de datos de vehículos del IDAE).

Los vehículos turismos podrán ser:

  • Vehículos eléctricos puros (BEV)
  • Vehículos eléctricos de autonomía extendida (EREV) (<50 gCO2/km)
  • Vehículos híbridos «enchufables» (PHEV) (<50 gCO2/km)
  • Vehículo eléctrico de células de combustible (FCV)
  • Vehículo eléctrico híbrido de células de combustible (FCHV)

¡Sí! Las subvenciones de MOVES III y las deducciones fiscales son compatibles

Te podrás beneficiar de ambas ayudas teniendo en cuenta lo siguiente (tanto en el caso del coche eléctrico como en el caso de los punto de recarga):

  • Si en el momento de presentar la declaración del ejercicio en el que se aplica la deducción se ha percibido o se conoce el importe de la ayuda, esta se restará de la cantidad invertida.
  • Si el importe de la subvención se conociera en un ejercicio posterior a aquel en el que se aplicó la deducción, se calculará el nuevo importe de la deducción tal y como se ha explicado. En el caso de que como resultado de este cálculo el importe a deducir declarado anteriormente sea superior al calculado, se deberá incluir en la declaración del ejercicio en el que percibe la ayuda la diferencia entre ambas deducciones.


En esta página tienes el detalle del programa  MOVES III para la instalación de puntos de recarga.

Base máxima para la deducción y porcentaje deducible

Debemos diferenciar entre:

  • Adquisición de vehículos eléctricos: La base máxima que nos podremos deducir por su adquisición será de 20.000EUR
  • Instalación de la infraestructura de recarga: la base máxima que nos podremos deducir será de 4.000EUR
 
Es importante tener en cuenta que las transacciones no pueden ser en metálico.


El porcentaje de deducción será del 15% sobre la base.

Período fiscal en el que puedes aplicar la deducción

Tanto para la adquisición de un vehículo eléctrico como para la instalación de un punto de recarga, la deducción resulta aplicable para las cantidades satisfechas entre el 30 de junio de 2023 y el 31 de diciembre de 2024.

Diferencias entre adquisición del vehículo y punto de recarga:

  • Adquisición vehículo eléctrico:
    • En el caso de ser un pago único, la deducción se aplicará en el período impositivo en el que el vehículo haya sido matriculado.
    • Si se realiza a plazos, la deducción aplicará sobre el período donde se haya abonado un pago que represente como mínimo un 25% del total. El resto de los pagos se deberán abonar en el ejercicio inmediatamente posterior.
  • Instalación punto de recarga:
    • La deducción se practicará en el período impositivo en el que finalice la instalación.
    • Si la instalación finaliza en un ejercicio posterior al abono de las cantidades, la deducción se hará sobre el año en el que se abonaron las cantidades.